ÉXODO

 

Éxodo palabra latina que quiere decir "salida" y se refiere al acontecimiento principal que narra el mismo libro: la salida del pueblo de Israel de la esclavitud de Egipto, y la Alianza que con su pueblo hace Dios al revelarse en el Sinaí.
La LIBERACIÓN de Egipto y la ALIANZA del Sinaí, son los dos hechos principales de la historia de Israel.

El Éxodo contiene acontecimientos del nacimiento de Israel como "pueblo de Dios", los mismos que a veces son engrandecidos, para exaltar la grandeza del Dios de Israel y la singular vocación del pueblo elegido.
Los hechos narrados por el Éxodo se desarrollan en el entorno histórico de Egipto y de Canaán: alrededor de los años 1280-1240 antes de Cristo.
El pequeño y recién nacido pueblo Hebreo centro de la historia de la humanidad. Así es Dios: ¡escoge al más escondido y pequeño pueblo para hacerle objeto de sus atenciones y de su amor transformándolo en el instrumento de la salvación de todos.


 

Importancia del Éxodo

Resúmen del libro Éxodo un hecho histórico Dios sale al encuentro: Moisés Revelación del nombre divino

Las plagas y la pascua

El paso del Mar Rojo Mensaje moral Leyes de culto  

Importancia del Éxodo

La salida de Egipto y la Alianza en el Sinaí fueron siempre considerados por Israel como los momentos fundadores de su historia. Cuando se quiera comprender el sentido de la historia del pueblo escogido, o de sus ritos, cuando se quiera explicar la existencia de Israel, siempre hay que referirse a estos acontecimientos.
Este libro nos proporciona una riqueza excepcional de hechos y personas que son tipo y figura de la revelación posterior de Jesús.

Liberación de Egipto - anuncio de la obra divina de redención
La Pascua hebraica - anticipo de la celebración cristiana
El paso del Mar Rojo - Nos recuerda muy claramente el Bautismo
El Maná del desierto - figura del Pan de Vida.


Resúmen del libro

Éxodo 1,1-12, 36 Historia de Israel en Egipto, opresión del pueblo, vocación de Moisés, La Pascua y la salida del pueblo por el Mar Rojo.

Éxodo 12,37-18,27 Peregrinación en el desierto como camino de purificación y encuentro de Yahvé con el pueblo.

Éxodo 19,1-24, 18 Parte central y más importante. Trata del Pacto o Alianza entre Dios y su Pueblo.

Éxodo 25,1-31, 18 Normas y leyes acerca del culto y la institución divina del sacerdocio.

Éxodo 32,1-34, 35 Continúa la narración de los hechos, durante la alianza en el desierto.

Éxodo 35, 1-40, 38 Describe la ejecución de las órdenes divinas.

Éxodo un hecho histórico

Lo maravilloso del Éxodo no son los milagros, sino la fe del pueblo y la voluntad salvífica de Dios, quién sirviéndose de acontecimientos naturales y de la historia de un pequeño pueblo como Israel, empezó con él una alianza de salvación.
Todo lo que pasaba en el pueblo de Israel era atribuido a la providencia de Dios, los acontecimientos alegres como manifestación de ayuda, y los acontecimientos tristes como castigo y advertencia por las infidelidades del pueblo.
Vale la pena repetir; en la Biblia no podemos buscar la precisión histórica o geográfica de los hechos como el número de los hebreos que salen de Egipto que según son 600 000 lo que buscamos en la Biblia es la verdad de la enseñanza religiosa.

SITUACIÓN DE LA ESCLAVITUD
En el plan de Dios la esclavitud iba a ser clave de sus relaciones posteriores con el pueblo.
Dios no es insensible y sordo a las necesidades del hombre.
El hecho tiene también un aspecto profético, la situación de la esclavitud es figura de toda esclavitud del hombre por obra del pecado.

Dios sale al encuentro: Moisés

Dios aunque pueda hacerlo, casi nunca actúa solo. La obra liberadora de Dios empieza con la llamada de un hombre quien va a ser el instrumento de tal salvación.
Por medio de circunstancias providenciales, Moisés es salvado de la matanza, recibe una educación real, toma conciencia de la opresión que sufre su pueblo… Moisés ha sido liberado para poder liberar.
Para prepararlo mejor a su misión, Dios "lo llevó al desierto". Política constante de Dios cuando quiere comunicarse, exige soledad y silencio. Así lo hará también Jesús para orar, o subía a un monte o se retiraba a lugares solitarios.

Así pues, Dios habló a Moisés, se le hizo presente en la zarza. Ahí Dios manifiesta su determinación de liberar a su Pueblo y lo ha elegido a él para realizar este propósito.
Para que Moisés valore el peso de esta orden, Dios le revela su nombre.
Moisés se resiste todo lo que puede, humanamente hablando, él era la persona menos indicada para tan grande misión: era tartamudo, tenía cuentas pendientes con la justicia egipcia… pero el mandato de Dios era fuerte y exigente. "tienes que ir" "Yo te envío" "Yo estaré contigo".

Revelación del nombre divino.

Dios revela su nombre "YAHVÉ" = "Yo soy, y seré lo que soy"
La Biblia en lengua hebrea se escribió sin vocales. Se suponía que el lector sabía como pronunciar cada palabra. Se comprende así como el pueblo no podía leer la Biblia, sino que dependía totalmente de los famosos escribas quienes leían y explicaban la escritura al pueblo.

La palabra YAHVÉ se escribía con 4 letras YHVH, que se conoce como tetragrama. Este sagrado tetragrama era sumamente venerado por los hebreos: se encontraba grabado en la vestimenta del Sumo Sacerdote, y era tal el respeto, que nadie podía pronunciarlo. Cuando los rabinos al leer la Biblia se encontraban con esta palabra, pronunciaban en su palabra "Adonai", que significa: El Señor.
Algunos interpretaron las vocales E. O. A. y se vocalizó JEHOVÁ, sin embargo estudios más profundos demostraron que tal vocalización era errónea, y que las vocales correctas son A. E.
Lo más importante es el significado religioso: Dios revela SU nombre, porque en la mentalidad hebrea una persona sin nombre, no tiene valor.
El nombre en la Biblia es sumamente importante: determina la personalidad y la naturaleza misma de una persona.

Las plagas y la pascua

Dios se sirvió de fenómenos naturales, como signo y advertencia a los Egipcios, y como signos de salvación para los Hebreos.
Estos fueron interpretados y engrandecidos por Israel, dándolo un significado espiritual. Lo "milagroso" de estos fenómenos fue quizás en la intensidad de los mismos, pero especialmente en que el pueblo los vio con ojos de fe como signo del poder de Dios y de su providencia.

EL DIA DE LA SALIDA: LA PASCUA
El capítulo 12 es importante para la historia y la fe de Israel, como también para nosotros los cristianos.
Significó para los Hebreos la LIBERACIÓN. Descubrimos su valor espiritual y profético, porque están presentes, en signos y figuras, las realidades de la revelación de Jesús, como la Pascua, Cristo-Cordero, el Pan eucarístico.
La Pascua fue y es "EL PASO DE DIOS" Ese Dios que pasó para liberarlos y que seguirá liberándolos siempre.

Lo primero que observamos al leer las instrucciones de Dios al Pueblo es el animal que había de sacrificar: un CORDERO, siglos mas tarde Juan el Bautista presentará a Jesús con esta identificación "Este es el Cordero de Dios…" Este es el verdadero cordero cuya sangre viene a liberar al mundo; aquel de Egipto fue sólo una imagen, una figura. El cordero tenía que ser inmolado, prefigurando la inmolación en la cruz; la sangre en las puertas que salvó a los Israelitas de la muerte nos recuerda la sangre de Cristo en la cruz "derramada por la salvación de todos".

Además el cordero es el animal que no se resiste, no se queja, cuando se le mata, y así mismo los profetas describieron al Mesías sufriente. (Is 53,7; Jer 11,19)
La noche pascual de la liberación del pueblo elegido es la anticipación de lo que fue la Pascua de Jesús y la de los cristianos. El paso de la servidumbre del pecado a la libertad en Cristo resucitado. Y el cordero comido en la pascua hebraica es figura muy clara de otro alimento y de otra cena: El Pan de vida en la cena Eucarística.

El paso del Mar Rojo

El Señor se sirvió de este fenómeno natural para ayudar en la liberación del pueblo.
Significado religioso: Todos los detalles del "paso" nos dan la idea de lo grandioso que fue este acontecimiento para el pueblo hebreo.

EN EL DESIERTO HASTA EL SINAI
Inicia el largo período de 40 años en el desierto. El número de 40 años es simbólico: puede significar el espacio de tiempo de una o dos generaciones.
Los años y permanencia en el desierto tienen un significado religioso; es tiempo de prueba, de examen de madurez en la libertad, también es lugar de tentación y de rechazo.
La historia de los Hebreos en el desierto, en sus varias manifestaciones, como el maná, el agua vertida de la roca, reflejan una misma enseñanza; de un lado encontramos un pueblo inconstante, falto de fe con sus murmuraciones y del otro lado el retrato de un Dios que tiene una paciencia infinita que perdona continuamente sus infidelidades.

Es el retrato de la historia de siempre: El pueblo de Israel es la imagen exacta del corazón humano inconstante, que cuando ve y experimenta la ayuda de Dios, le dice: "Que grande eres" "Haré lo que quieras" pero a la menor dificultad y prueba olvida los beneficios recibidos y se pone a murmurar y a rebelarse.
Otro fenómeno que descubrimos en el desierto es que va definiendo siempre más la figura de Moisés, no sólo como caudillo y guía, sino sobre todo como INTERMEDIARIO entre Dios y el pueblo. Es él quien recoge las quejas de Israel y se las presenta a Yahvéh,y es él a quien Dios da las órdenes para solucionar los problemas y dificultades.


Enseñanzas de estas páginas:
EL MANA, alimento prodigioso del desierto, es anticipación del "verdadero pan del cielo, que da la vida al mundo" (Jn 6,31-33).

LA ROCA, de donde mana el agua, es figura de Cristo, de quien brota agua viva, como lo recuerda S. Pablo. (1 Cor. 10,1-4).

VICTORIA SOBRE LOS AMALECITAS: fina enseñanza del poder de la oración e intercesión de sus elegidos. La victoria, en esta primera empresa militar de Israel no depende del valor militar, sino de la oración de Moisés.

LA ALIANZA DEL SINAI: La promulgación del Decálogo, la manifestación de Yahvé en el monte Sinaí, el pacto de alianza entre Dios entre Dios y su pueblo, establecen el enlace definitivo entre la humanidad y Yahvé.
Moisés, se convierte en legislador y mediador de esta alianza.
Como dato curioso, que nos manifiesta la importancia de lo que allí pasó, notamos que el pueblo de Israel quedó en el Sinaí un año y once meses (Ex 19,1-2 y Núm. 10,11-12).
No fue una simple parada de unos días, sino un verdadero curso de formación religiosa, en la soledad del desierto a solas con Dios.

Se distinguen 4 momentos:
1) Actos preparatorios (Ex. 19)
2) Promulgación del Decálogo (Ex. 20)
3) Establecimiento de la alianza (Ex. 24)
4) Las leyes de culto (Ex Cap. 25-31 y 35-40)

ACTOS PREPARATORIOS: Consistió en llamar a Moisés para instruirle en todos los pormenores de la gran celebración.
El punto central está en la preparación de la conciencia del pueblo "Anuncia a los hijos de Israel: si deveras escuchan mi voz y guardan mi Alianza, serán mi propiedad personal, entre todos los pueblos… una nación santa… Y todo el pueblo respondió: "Haremos todo cuanto ha dicho Yahvé".

PROMULGACIÓN DEL DECÁLOGO: La palabra "Decálogo" no se encuentra en la Biblia.
Parece fue empleada por primera vez por S. Clemente Alejandrino allá por el año 180 d.C., para designar los mandamientos.
Se distinguen en el Decálogo un mensaje dogmático y un mensaje moral.

MENSAJE DOGMÁTICO
Verdades de fe que Dios quiso revelarnos a través de Moisés, en la gran teofanía del Sinaí
DIOS VIVO Y PERSONAL Este atributo divino se manifiesta en el A. T. basándose en antropomorfismo, es decir atribuyéndole a Dios actitudes y características de seres vivos personales.

DIOS ES SANTO: Yahvé se manifiesta como el "Santo", puro de toda mancha, imperfección, o limitación moral.

DIOS ES REMUNERADOR: Premia o castiga según nuestras obras

DIOS UNO Y UNICO: "No habrá otros dioses para ti, porque yo soy un Dios celoso". Los profetas repitieron al pueblo hasta el cansancio: "Yahvé, es el único Dios, no hay otros". El monoteísmo es pues la idea dogmática más fuerte del Sinaí.
Pero no se piense que el pueblo de Israel asimiló tan pronto o fácilmente esta verdad… Fue muy difícil para ellos tener claras las ideas y substraerse a la influencia de los pueblos vecinos. Fue necesaria una labor ardua de Dios por medio de Moisés y de los profetas posteriores.
Israel es imagen, el retrato fiel de la humanidad y de cada uno… No nos asombremos pues, tanto de la infidelidad e inconstancia de los Hebreos. ¿No hay infinidad de "becerros de oro" que substituyen al único y verdadero Dios, en nuestros días y en nuestra vida?.

Mensaje moral

Con la palabra moral entendemos un código de conducta que nos hace tener la idea de lo que es bueno y lo que es malo.
Leyendo Éxodo 20,1-17, notamos la diferencia que la formulación es diferente al Decálogo cristiano, que aprendimos en el catecismo: éste suprime el segundo mandamiento, corrige el cuarto y divide en dos el último. Esto se debe a que en el Decálogo cristiano se han tenido en cuenta también los progresos de la revelación de Jesús, quien nunca prohibió las imágenes.
La insistencia de Yahvé contra las imágenes se debe a la particular situación en que se encontraban los Hebreos.

EL CÓDIGO DE LA ALIANZA: Con este nombre se suele designar el conjunto de leyes y prescripciones que regulaban la vida de Israel.
LA ALIANZA DEL SINAI: Un año once meses habían pasado, desde que los Hebreos habían plantado sus tiendas en la llanura cerca del Sinaí. Pero aún iba Dios a hacer algo muy importante con ellos, una ALIANZA, un pacto o compromiso recíproco de fidelidad.
FIGURA DE LA "NUEVA ALIANZA":Dios no se comprometió sólo con Moisés o con el pueblo Hebreo, sino con toda la humanidad.
Dios es Dios para todos y la alianza del Sinaí fue anuncio de otra alianza universal que Cristo Jesús establecería con cada hombre, con todos los que quieran comprometerse con El.
Por tanto, si la alianza sellada en el Sinaí tuvo carácter limitado, ella es la anticipación de la NUEVA ALIANZA hecha por Jesús. Así lo dijo explícitamente Cristo:

"Este es el cáliz de la nueva y eterna alianza en mi sangre" (Lc. 22,20).
Hacemos notar una semejanza más entre la alianza de Moisés y la de Jesús, la sangre del sacrificio que viene rociada sobre el pueblo, es anticipación y figura de la sangre de Cristo derramada como sello y firma de la "nueva y eterna alianza".

Leyes de culto

No se puede pensar que estas leyes fueron escritas al tiempo de Moisés, no se puede imaginar tantos detalles y tanta riqueza de culto, especialmente porque se habla del templo, de ornamentos y vestimentas muy preciosas ¡en un pueblo que está en el desierto, sin un lugar fijo de residencia!.

Se supone que toda esta legislación, es obra de después del destierro, al tiempo de Ezequiel.
Sin embargo, seguramente Dios reveló a Moisés, en el tiempo de permanencia en el desierto, algunos fundamentos de culto y un mensaje litúrgico.
Los actos fundamentales que se describen son dos: LA ORACIÓN y LOS SACRIFICIOS.

Los elementos de culto principales son:
TEMPLO ó SANTUARIO ó TIENDA DE REUNIONES,
EL ARCA DE LA ALIANZA, para conservar las tablas de la ley
EL ALTAR
SACERDOCIO.

Esto indica como para el pueblo de Israel el culto y las celebraciones religiosas estaban al centro de su vida comunitaria y personal, y todo se vivía al ritmo de prescripciones y normas religiosas, tanto que con el tiempo llegaron a ser un peso insoportable, y se daba más importancia a estas normas legales, que al espíritu de la Alianza.
Todos conocemos como el mismo Jesús condenará duramente esta mentalidad farisaica.

 




Biblioteca Virtual