Día de las madres 10 de Mayo

 

 

¡Hola!, trae a tu mamá a la computadora para que lea estos mensajes, si no está ahora, imprímelos y hazlos llegar a otras mamás también, son palabras que las animarán y les ayudarán a seguir adelante en esa difícil y hermosa tarea que Dios les ha encomendado.
Está comprobado que la mujer puede destacar en cualquier campo de la vida social y profesional. Hoy vemos muchas mamás que al mismo tiempo son parte importante de la vida económica y social de la comunidad: doctoras, abogadas, obreras, empresarias, vendedoras, ejecutivas, políticas, etc. ¡Bravo por todas ellas!, sin embargo, no cabe duda de que, no importa qué labor desempeñen además de las tareas del hogar, de lo que se han de sentir más responsables y orgullosas es precisamente de ser mamás, pues con esto, están formando personas y, ¿Qué mejor contribución a la sociedad que aportar hombres y mujeres de bien, con una buena educación humana y cristiana, seguros de sí mismos, capaces, a su vez, de continuar formando familias con las que la sociedad humana apunte a la nueva civilización del amor, tan deseada por todos?
Queremos felicitar muy calurosamente a todas las mamás cibernéticas que visitan nuestra página y, qué mejor manera de hacerlo que con las palabras del Papa Juan Pablo II, quien no cesa de reconocer, aplaudir y defender la labor de todas esas mujeres que han dado y sostenido la vida, no solo física, sino también espiritual, contribuyendo así a mejorar la más importante empresa de todos los tiempos: la sociedad humana.

Historia

Mensaje 1

Mensaje 2

Mensaje 3

Mensaje 4

Mensaje 5

Mensaje 6

Mensaje 7

Mensaje 8

Mensaje 9

Mensaje 10

Mensaje 11

Mensaje 12

 

 

El día de la madre tiene orígenes antiguos, la costumbre nació en Grecia donde se celebraban fiestas en honor a Rhea, la madre de Júpiter, Neptuno y Plutón.

Luego en Inglaterra en el siglo XVII, se celebraba el día "Domingo de servir a la Madre". Todos tenían ese día libre y pagado para que fueran a visitar a sus progenitoras.

En Estados Unidos, la historia cambia un poco. Ana Jarvis quien era muy joven cuando perdió a su madre en 1905, decide no dejarse vencer por la pena y escribe a las personas más influyentes, pidiendo que en el aniversario de la muerte de su mamá se instaurara la celebración del día de las madres La respuesta fue positiva y el segundo domingo de mayo fue tomado entonces como la fecha para esa fiesta. La práctica se hizo ley cuando en 1914, el Congreso de los Estados Unidos aprobó la fecha como el día de las madres y se declaro fiesta nacional.

Más de 40 países alrededor del mundo apoyaron esta idea y Ana Jarvis logró ver ese resultado, otros países entre ellos México cambiaron la fecha y decidieron ponerla el 10 de Mayo. Pero siempre el fin fue el mismo rendir los merecidos honores las madres.

En México durante la madrugada de día 10 de Mayo es tradición que mucha gente vaya a darles serenata a sus mamás; ya sea que hayan contratado algún trío, banda e inclusive mariachi, o que se reúnan varias personas para ir a cantarles a las mamás; otros aprovechan ese momento para darle algún obsequio. También se acostumbra hacer festivales para las madres en las escuelas, donde los estudiantes realizan bailables, interpretan algunos cantos, realizan alguna representación, otros cuentan algunos chistes; todo con el fin que las mamás pasen un rato agradable viendo a sus hijos haciendo algo para ellas. En muchas escuelas los estudiantes hacen algunas manualidades antes de llegar el día de las madres ya sea algún adorno para la casa, algún detalle bordado para dárselos a sus mamás el 10 de mayo.

Muchas familias acostumbran reunirse para festejarles a las mamás, se organizan para llevar algunos platillos y comer todos juntos; luego le obsequian regalos y se trata de pasar el mayor tiempo posible con su mamá a fin de homenajearla en su día.

Mensaje 1
"La mujer está llamada a mantener viva la llama de la vida, el respeto al misterio de toda nueva vida. A la mujer, Dios le confía de un modo especial el hombre, es decir, el ser humano. En virtud de su vocación al amor, la mujer no puede encontrarse a sí misma si no es dando amor a los demás"
Homilía en Chihuahua, mayo 10, 1990.

 

 

Mensaje 2
"Me permito subrayar el papel particular de las madres: la mujer es quien tiene la misión maravillosa de dar la vida, de llevar la vida naciente y, en Africa, ¡continúa llevando a su niño con mucha ternura y alimentándolo con gran dedicación! La madre nunca olvida abrir el corazón de sus niños a la ternura de Dios, a la vida de Cristo. Se trata de una educación inicial que difícilmente puede ser suplida"
Homilía en Adidjan, Africa, mayo 10, 1980) .

 

Mensaje 3
"La verdadera promoción de la mujer exige igualmente que sea claramente reconocido el valor de la tarea materna y familiar, frente a todos los demás trabajos públicos y las otras profesiones".
Exhortación apostólica Familiaris Consortio, diciembre 15, 1981. .

 

 

Mensaje 4
"El corazón de la madre es siempre el corazón del hogar. En situaciones como las que ahora estoy considerando (con el marido lejos de casa debido al trabajo) es, por decirlo así, como un hogar incompleto. Gracias a la madre, que debe ser padre y madre, se mantiene la continuidad del hogar, y se garantiza la educación de los hijos, se hace más soportable para toda la familia la espera por el regreso del padre. ¡Mujeres que me escuchan y que se encuentran en situaciones como la que he descrito: sientan el orgullo de su maternidad!"
A la gente de mar en Compostela, España, noviembre 9, 1982.

 

 

 

Mensaje 5
"A propósito de la familia, no puedo olvidar el aspecto importante del papel de la maternidad y la necesidad de que se garanticen a las madres toda la protección social necesaria y la asistencia durante el embarazo y después, la incapacidad por un espacio de tiempo razonable. Elemento esencial de una política a favor del niño es el permitir una efectiva presencia de la madre junto a sus niños y de asegurar la educación de las madres para que cumplan debidamente con su obligación".
En reunión de UNICEF, abril 26, 1984.

 

 

 

Mensaje 6
"Se debería tener una especial atención al papel de la mujer en la sociedad moderna. Es importante mejorar el status de la mujer. A este respecto, no debemos descuidar la contribución que la mujer da en la familia por medio de su insustituible capacidad de educar al niño y guiar al hijo en la primera fase de la educación. Con frecuencia se olvida o se disminuye esta contribución especial de la mujer, por consideraciones económicas o de empleo, y aun a veces con la finalidad de disminuir el número de los hijos. Deberían realizarse esfuerzos constantes para asegurar la plena integración de la mujer a la sociedad, dando el debido reconocimiento a su papel social como madre. Se deberían reconocer los siguientes derechos: protección de la salud de la madre y del niño, tiempo adecuado de incapacidad y prestaciones familiares extra".
En la conferencia internacional sobre población, junio 7,1984. .

 

 

Mensaje 7
"No se puede afirmar a priori que la lejanía de la casa por muchas horas diarias sea más dañina que ventajosa desde el punto de vista del bien de la comunidad familiar, y especialmente de la educación de los hijos. (…) Se dice con toda razón que la mujer vela y protege el hogar. Ella es, antes que nada, la madre. (…) es verdad que la igual dignidad y responsabilidad del hombre y de la mujer justifica plenamente el acceso de la mujer a los trabajos públicos, Con todo, la verdadera promoción de la mujer exige de la sociedad un especial reconocimiento de las tareas maternas y familiares, puesto que son de un valor superior con respecto de todos los demás trabajos y profesiones públicas".
A las trabajadoras de una fábrica en Polonia, junio 13, 1987.

 

Mensaje 8
"Aunque ambos, padre y madre, son los que engendraron al hijo, la maternidad de la mujer constituye una parte especial de este "ser padres" de los dos, y además, la parte de mayor compromiso. Es la mujer, de hecho, la que directamente se entrega al engendrar, lo que literalmente absorbe las energías de su cuerpo y de su alma. El hombre, por su parte, contrae una especial obligación para con la mujer"
A las trabajadoras de una fábrica en Marca, marzo 19, 1991..

 

 

Mensaje 9
"Por desgracia, la mujer encuentra frecuentemente dificultades objetivas que hacen más oneroso y a veces hasta el heroísmo, sus deberes maternos. No es raro, con todo, que esos agobios insoportables se originen en la indiferencia y la inadecuada asistencia, debido también a leyes poco sensibles al valor de la familia y a una cultura deformada, que exonera indebidamente al hombre de su responsabilidad familiar, y en casos peores, lo lleva a considerar a la mujer como objeto de placer o simple instrumento reproductivo. Contra esta cultura opresiva deben promoverse todas las legítimas iniciativas que fomentan la auténtica emancipación femenina"
Oración del Angelus, agosto 14, 1994. .

 

 

 

Mensaje 10
"La mujer tiene derecho al honor y al gozo de la maternidad, como un regalo de Dios, y al mismo tiempo, los hijos tienen también el derecho al cuidado y solicitud de quienes son sus padres, y particularmente a los de la madre. Por esta razón las políticas familiares deben tener en cuenta la situación económica de muchas familias, que se ven condicionadas y seriamente obstaculizadas en el cumplimiento de su misión".
Ante el Pontificio Consejo para la Familia, marzo 24, 1994. .

 

 

Mensaje 11
"En la educación de los hijos tiene un papel de primerísima importancia la madre. Debido a la especial relación que la une al niño sobre todo en los primeros años de la vida, ella le ofrece ese sentido de seguridad y de confianza, sin el cual le sería difícil desarrollar correctamente su identidad personal, y después, establecer relaciones positivas y fecundas con los demás. Esta relación original entre madre e hijo tiene además un valor educativo muy especial en el plano religioso, porque permite orientar a Dios la mente y el corazón del niño, mucho antes de que inicie una educación religiosa forma".
Mensaje por la paz, enero 1°, 1995. .

 

 

 

Mensaje 12
"Nunca se insistiría lo suficiente en el hecho de que la mujer debe valorarse en todos los aspectos de la vida. Sin embargo, tenemos que reconocer que, entre los dones y los trabajos que le son propios, resalta con particular relieve su vocación a la maternidad. Con ella, la mujer asume algo así como un papel de fundamento de la sociedad. Es un papel que participa con su comparte masculina, pero no cabe duda que la naturaleza de ha otorgado a ella la mayor parte (…). La misión materna es también fundamento de una especial responsabilidad. La madre ha sido hecha custodia de la vida. A ella le toca acogerla con ternura, favoreciendo ese primer diálogo del ser humano con el mundo, que se realiza precisamente en la simbiosis con el cuerpo materno. Allí es donde comienza la historia de todos los hombres.
Oración del Angelus, julio 16, 1995.

¡FELICIDADES MAMÁ!

Biblioteca Virtual

Marìa Madre de Dios